Consejos, Discusiones, Educación, Hijos, Matrimonio, Niñez, Talleres para Padres, Terapia Familiar

La buena relación con los hijos

Mucho de la drogadicción incluyendo sus causas, son complejas y aún no son completamente claras. Un gran número de factores son responsables de contribuir a la formación de un adicto. Estos incluyen el ambiente, las reacciones bioquímicas en el cerebro y la herencia. En medio de todo ésto, no hay que negar que la drogadicción causa severos daños al cuerpo y que el problema es difícil de sobrellevar.

La presión de los grupos y la fácil disponibilidad de las drogas son dos factores ovios que contribuyen al problema de la experimentación y participación con drogas, así como también, la relación padres e hijos.

Si se les pidiera consejo sobre el uso de drogas, la mayoría de los padres les advertirán seguramente sobre los peligros. Sin embargo, a menudo, sus consejos serán contrarios a los ejemplos que demuestran. Por ejemplo, el botiquín de medicinas en casa contiene muchas píldoras y cápsulas. Ésta es una clara indicación de su tolerancia por las sustancias químicas. Mientras sus hijos creen que no hay nada malo en ello y proceden a usar o experimentar con ellas.

La relación padres e hijos es un factor determinante cuando el hijo ha desarrollado un antagonismo en contra de sus padres. En su forma más suave, esta actitud es parte del proceso normal de “liberación” de los padres. Cuando la actitud es extrema, sin embargo, el hijo hará cosas a las cuales sabe que sus padres se opondrían.

Por ejemplo, el hijo encontrará formas de experimentar con drogas aunque le hayan advertido repetidamente en su contra o le hayan prohibido usarlas. Se siente orgulloso de su acercamiento a ser un adulto y hace estas cosas para mostrar su independencia.

Buen juicio y sensibilidad son necesarios

Cuando se trata de lidiar con un hijo adolescente, los padres necesitan muy buen juicio y mucho tacto. Deberían de darse el tiempo adecuado para estar con sus hijos. Deberían demostrar mayor interés en las actividades de sus hijos y compartirlas.

Los padres deben mantener abiertos los canales de comunicación. No deberían de encontrar faltas en las preguntas o comentarios de sus hijos, y respetar su confianza cuando les cuenta de las prácticas de sus amigos y compañeros. Los padres, también, deben alentarlos para ejercer una influencia saludable en sus amigos.

En lugar de fastidiarlos, los padres deberían dar a sus hijos información real de los efectos y peligros de las adicciones. Por su propio ejemplo, ellos deberían de indicar las ventajas de una mejor manera de vivir. Una relación ideal entre padres e hijos es donde demuestren amor y buena voluntad hacia sus hijos y estos respondan en una forma que corresponda a sus padres.

 

Articulo Original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .